DÍA MUNDIAL DEL CÁNCER DE MAMA

Noticia

20/10/2018

Perú, Ecuador, Paraguay, 19 de octubre de 2018

DÍA MUNDIAL DEL CÁNCER DE MAMA

Araujo-Banchón Wllian, Lema-Lema Leydi, Duré-Martínez Marcia

  • Médico-Cirujano, Asesor de la Federación Latinoamérica de Sociedades Científicas de Estudiantes de Medicina
  • Estudiante de medicina, Directora del Comité Permanente de Atención Integral en Salud de la Federación Latinoamérica de Sociedades Científicas de Estudiantes de Medicina
  • Estudiante de medicina, Tesorera de la Federación Latinoamérica de Sociedades Científicas de Estudiantes de Medicina

Lema: “El cáncer de mama puede ser detectado tempranamente y tratado con eficacia”

El 19 de octubre de cada año, ha sido adoptado como el Día mundial contra el cáncer de mama, promoviéndose una campaña de concientización, con mayor auge en esta fecha, sin embargo celebrada durante todo el mes de octubre, la problemática surge  por ser la segunda causa de muerte en mujeres latinoamericanas, con una incidencia del 27% de todos los tipos de cáncer detectados, aproximadamente más de 462,000 mujeres son diagnosticadas y casi 100,000 mueren. Según la OMS cada 30 segundos se diagnostica una mujer con cáncer de mama. La proyección para el 2030 es una incidencia de 572,000 casos y 130,000 muertes. (1,2)

Los métodos de diagnóstico son de gran importancia y es necesario reconocer que el autoexamen de mamas no sustituye al examen de mamas realizado por el médico o una mamografía. Sin embargo, permite a la mujer familiarizarse con sus mamas a manera de complemento para la detección de cáncer de mama, como una estrategia de prevención y control. Se recomienda realizarlo unos días después del fin de periodo menstrual, ayudando a mayor sensibilidad al tacto y cambios en el tejido mamario. (2,3)

Estrategias de Prevención del Cáncer de Mama según evidencia

La lucha contra el cáncer de mama ha concentrado sus esfuerzos principalmente en diagnóstico precoz y el tratamiento oportuno (4). En esta oportunidad describiremos los principales exámenes de detección del cáncer de mama más conocidos en nuestro medio.

  • Autoexamen de mamas: La evidencia sobre la eficacia del autoexamen es limitada (4,5,6). Los estudios randomizados no demuestran impacto en reducir la mortalidad por cáncer de mama (6). Una revisión sistemática que encontró dos estudios grandes, basados en la población de mujeres Rusas (n=388) y Chinas (n=535), comparó el autoexamen de mamas con ninguna intervención y reveló que no se encontró un efecto beneficioso de la detección en términos de la mejoría en la mortalidad por cáncer de mama; además, mostró el aumento de casi el doble de probabilidad de someterse a una biopsia por parte de las mujeres que fueron asignadas al azar al autoexamen de mamas (5). Sin embargo, ello no excluye que las mujeres deban ser conscientes de acudir al médico ante cualquier cambio en las características de sus senos. Esto debido a que es probable que el autoexamen de mama haya contribuido a la disminución de la mortalidad por cáncer de mama en otras poblaciones (5). Como recomendación propia sugerimos realizar chequeos de acuerdo al tiempo que sugiera el especialista, independientemente de la realización del autoexamen de mamas.

 

  • Mamografía a partir de los 40- 50 años: La mamografía anual de tamizaje tiene sensibilidad de 77 a 95 %, especificidad de 94 a 97 % y aceptabilidad en la mayoría de las mujeres. Los riesgos del tamizaje son los falsos positivos con biopsias probablemente innecesarias y el sobre-diagnóstico, es decir, cánceres de muy buen pronóstico que, de no ser detectados por la mamografía, nunca habrían causado morbilidad o mortalidad(7). Un aspecto que no está definido es desde qué edad y hasta qué edad debe continuar el tamizaje por mamografía. La Sociedad Americana de radiología continúa recomendando el tamizaje con mamografía a partir de los 40 años ya que, en ese país, el 18 % de los cánceres de mama son diagnosticados en la década de los 40 años; por otra parte, la mayoría de los estudios incluyen mujeres hasta los 70 años por lo que no hay evidencia científica después de esa edad. Sin embargo, existe la recomendación de continuar con mamografías mientras la mujer tenga una expectativa de vida de buena calidad de 5 años o más (4).

 

Técnica del autoexamen

De inicio, se debe explorar detalladamente los senos con la vista, de ser posible frente a un espejo. Buscar un cambio en la forma, simetría, tamaño, coloración, temperatura y/o textura de la piel y los pezones y secreciones por el pezón. No olvidar controlar debajo de los pliegues mamarios y región axilar. Con el brazo del lado de la mama a inspeccionar elevado sobre la cabeza, se ejerce presión con la palma de la mano libre, con las yemas de los dedos e incluso con el dorso de los dedos en búsqueda de cambios en la consistencia, bultos, nudo axilar o alguna otra alteración.

Es necesario emplear distintos niveles de presión para palpar todo el tejido mamario con el fin de sentir diferentes profundidades en los senos e incluso se podría explorar estando acostada para que la mama se aplane por la gravedad y permita una mayor superficie de exploración.

Ante cualquier anormalidad encontrada consulte a un médico quien puede recomendar otras pruebas adicionales y con mejor potencial diagnóstico.

La Federación Latinoamérica de Sociedades Científicas de Estudiantes de Medicina a través del Comité Permanente de Atención Integral en Salud, se hace presente, para recordar la importancia de la prevención y diagnóstico oportuno, como estrategia para disminuir la mortalidad por esta causa, no sin mencionar que aún hay muchos tópicos que investigar basados en estrategias de prevención y su eficacia a largo plazo.

 

 

Referencias bibliográficas