DÍA MUNDIAL DEL CORAZÓN

Noticia

30/09/2018

DÍA MUNDIAL DEL CORAZÓN

Ecuador, Bolivia, Paraguay; 29 de septiembre de 2018

Lema-Lema Leydi,Callisaya-Perez Chelseab, Quiñónez-Rivas  Aliciac, Rios-González Carlosd

  • Estudiante de Medicina, Directora del Comité Permanente de Atención Integral en Salud CPAIS FELSOCEM
  • Estudiante de Medicina, Directora de la Red Estudiantil de Prevención Cardiovascular REPC FELSOCEM
  • Estudiante de Medicina, Directora del Comité Permanente de Educación Médica CPEM FELSOCEM
  • Médico-Cirujano, Asesor de la Federación latinoamericana de sociedades científicas de estudiantes de medicina

El 29 de septiembre del año 2000, la Federación Mundial del Corazón junto con el apoyo de la Organización Mundial de la Salud y la UNESCO designaron a esta fecha como Día Mundial del Corazón. Fue una estrategia creada para la implementación de eventos que ayuden a la difusión del conocimiento sobre las enfermedades cardiovasculares, su prevención, control y tratamiento.

 Las enfermedades cardiovasculares representan el 31% de muertes colocándose como la principal causa de mortalidad en el mundo. La población más vulnerable dentro de este porcentaje son los países con ingresos económicos bajos y medios. La edad de mayor impacto de estas enfermedades se encuentra entre los 55 – 65 años, provocando daños incapacitantes en muchos casos; de ellos el 47,7 % son mujeres y el 46% hombres. Las principales causas de muerte son: 45,1% por cardiopatía isquémica, insuficiencia cardiaca 8,5%, presión arterial alta 9,1%, enfermedades arteriales 3,2%, cobrando una de cada siete vidas muertes. 1,2

 

FACTORES DE RIESGO

Los que toman importancia en la segunda mitad del siglo XX. Entre los principales tenemos:

  • Tabaco
  • Dislipidemias
  • Hiperglucemia
  • Sobrepeso y obesidad
  • Sedentarismo e inactividad física
  • Consumo de alcohol
  • Calidad de la dieta
  • Estrés
  • Factores genéticos
  • Factores hormonales 2

PREVENCIÓN 

Actitud física: La Organización Mundial de la Salud sugiere lo siguiente:

  • Trate de hacer unos 30 minutos de actividad física casi todos los días de la semana. Puede hacerlo en varias etapas a lo largo del día. Comience de forma lenta. Si tiene algún problema de salud, consulte con el médico sobre la cantidad y clase de actividad física que es buena para usted.
  • Si se siente cómodo con la cantidad de actividad física que realiza, auméntela poco a poco.
  • Una vez que haya empezado a realizar ejercicio con regularidad, no lo deje. Si lo hace, perderá la forma física adquirida y todos sus beneficios. Lo mejor es mantenerse activo durante toda la vida.

Actitud dietética: la Organización Mundial de la Salud, menciona recomendaciones saludables a favor de nuestra salud:

  • Equilibrio calórico y un peso saludable.
  • Reducir el consumo de grasas, carbohidratos y azúcares libres.
  • Aumentar el consumo de frutas, verduras, legumbres, cereales integrales y frutos secos.
  • Garantizar el consumo de sal yodada. 1,3

Actitud Psicológica: La APA (American Psychological Association) señala que:

  • El modo de afrontar el estrés puede mediar la respuesta del sistema cardiovascular.
  • Las depresiones clínicas tienen más del doble de probabilidades de sufrir enfermedades cardiacas.

Por tal:

  • Evitar tratar de solucionar todos los problemas al mismo tiempo
  • No ignorar los síntomas de la depresión
  • Identificar las fuentes de estrés en su vida y busque la manera de reducirlas.
  • Buscar el apoyo de amigos, familiares y compañeros de trabajo.4

La FELSOCEM, como entidad científica de referencia insta a la promoción de la salud cardiovascular, por medio de actividades que fomenten práctica saludable.

 

Bibliografía